Sentir

9 08 2011


agitación, agrado, alborozo, alegría, algaraza, ánimo, bienestar, contento, diversión, emoción, entretenimiento, entusiasmo, esparcimiento, excitación, felicidad, gozo, ilusión, júbilo, regocijo, risa, satisfacción

aflicción, amargura, apatía, cabreo, cansancio, cólera, confusión, contrariedad, decepción, desagrado, desazón, desconsuelo, desdicha, desolación, disgusto, dolor, enojo, fastidio, incomodidad, incomprensión, malhumor, melancolía, molestia, nostalgia, pena, pesadumbre, pesar, preocupación, quebranto, tortura, tribulación, tristeza, rabia, resignación





A veces…

18 04 2011

…flaqueo

Simplemente eso, no puedo seguir…

Si la vida fuera un parque, necesitaría ponerle muchos bancos para pararme y descansar. Escuchar a los pájaros y una fuente… con cascada, que relaje…

Pero la vida, mi vida, no es un parque; en estos momentos se parece más bien a una autopista de peaje, de un peaje que seguro será caro pero del que aún no se el precio.

A veces… solo se trata de reír, de la música, de los abrazos, del sol, de las cañas, de los besos…

A veces… sólo aparecen lágrimas, silencio, distancia, nubes, agua, vacío…

A veces… sólo se trataría de cerrar los ojos, pero, por más que lo intentas… no eres capaz de cerrarlos.

A veces… el silencio dentro de uno mismo es el peor de los silencios, por más que otras palabras quieran acompañarte…

A veces…





A veces… las cosas no son lo que parecen

4 04 2011

chicle

(Del nahua tzictli).

1. m. Pastilla masticable aromatizada, que no se traga, de textura semejante a la goma.

2. m. Gomorresina que fluye del tronco del chicozapote haciéndole incisiones al empezar la estación lluviosa. Es masticatorio, usado por el pueblo y se vende en panes.

3. m. coloq. Col. y Cuba. Persona que llega a ser molesta a otra por querer estar siempre en su compañía.

regaliz

(Del lat. liquiritĭa, y este de glycyrrhīza, en gr. γλυκύρριζα, de γλυκύς, dulce, y ῥίζα, raíz).

4. m. Pasta hecha con el jugo del rizoma de esta planta, que se toma como golosina en pastillas o barritas.

miedo

(Del lat. metus).

1. m. Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario.

2. m. Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.

coraza

(Del lat. coriacĕa, t. f. de -ĕus, coriáceo).

1. f. Armadura de hierro o acero, compuesta de peto y espaldar.

2. f. Protección, defensa.

3. f. blindaje (‖ plancha para blindar).

celo(s)

(Del lat. zēlus, ardor, celo, y este del gr. ζῆλος, der. de ζεῖν, hervir).

2. m. Interés extremado y activo que alguien siente por una causa o por una persona.

3. m. Recelo que alguien siente de que cualquier afecto o bien que disfrute o pretenda llegue a ser alcanzado por otro. U. m. en pl.

7. m. pl. Sospecha, inquietud y recelo de que la persona amada haya mudado o mude su cariño, poniéndolo en otra.

máscara

(Del it. maschera, y este del ár. masẖarah, objeto de risa).

5. f. Pretexto, disfraz.

12. com. Persona enmascarada. Al salir del baile encontré dos máscaras.





Usa protección solar

27 02 2011

Usa protector solar

La verdad es que me encantan este tipo de vídeos… Me gusta lo que enseñan, lo que hacen que recuerde, lo más importante nunca se recuerda las veces suficientes. Me suele gustar la música que les ponen (si no es muy lacrimógena) y las imágenes de niños jugando, gente bailando y ancianos sonriendo. Y los besos, en este tipo de vídeos suelen salir muchos besos, y a mi me encantan los besos: besar, que me besen, ver besos, oir besos… Creo que hay pocas cosas que me alegren más el “alma” que los besos. No entiendo como hay gente que puede vivir sin besarse, sin tocarse… Yo no podría.

Este vídeo me ha llegado por FB pero yo lo pongo aquí, para guardarlo y disfrutarlo, y también porque no me gusta reenviar estas cosas, tienen demasiada mala prensa. Este no tiene nada especial con respecto a otros similares, pero a mi me ha gustado mucho, por el momento en que me llega y por la persona que me lo hace llegar.

Me quedo, sobretodo, con unas cuantas “moralejas”:

  • No te preocupes por el futuro. O preocupate, sabiendo que preocuparse es tan efectivo como tratar de resolver una ecuación de álgebra masticando chicle.
  • Disfruta de tu cuerpo, aprovéchalo de todas las formas que puedas. No le tengas miedo ni te preocupes de lo que digan los demás, porque es el mejor instrumento que tendrás jamás.
  • Se cauto con los consejos que recibes, y ten paciencia con los que te los dan. Los consejos con una forma de nostalgia. Dar consejos es una forma de sacar el pasado del cubo de la basura, limpiarlo, ocultar las partes feas y reciclarlo, dándole más valor del que tiene.
  • Baila, aunque tengas que hacerlo en el salón de tu casa.
  • Usa protector solar.

Y como soy extremadamente friki, hasta límites que afortunadamente la gente que me aprecia no conoce, pongo el texto completo (que he copiado pacientemente):

Señoras y señores, usen protector solar.

Si pudiera ofrecerles sólo un consejo para el futuro sería éste: usen protector solar.

Los científicos han comprobado los beneficios a largo plazo del protector solar… mientras que los consejos que les voy a dar, no tienen ninguna base confiable… y se basan únicamente en mi propia experiencia. He aquí mis consejos:

Disfruta de la fuerza y belleza de la juventud. No me hagas caso. nunca enteras la fuerza y belleza de tu juventud hasta que se haya marchitado. Pero, creeme, dentro de 20 años cuando en fotos te veas a ti mismo… comprenderás, de una forma que no puedes comprender ahora, cuantas posibilidades tenías ante ti y lo guapo que eras en realidad. No estás tan gordo como te imaginas.

No te preocupes por el futuro. O preocupate, sabiendo que preocuparse es tan efectivo como tratar de resolver una ecuación de álgebra masticando chicle. Lo que si es cierto es que los problemas que realmente tienen importancia en la vida, son aquellos que nunca pasaron por tu mente, de estos que te sorprenden a las cuatro de la tarde, de un martes cualquiera.

Todos los días haz algo a lo que le temas.

Canta.

No juegues con los sentimientos de los demás. No toleres que la gente juegue con los tuyos.

Relajate.

No pierdas el tiempo sintiendo celos, a veces se gana y a veces se pierde. La competencia es larga y, al final, sólo compites contra ti mismo.

Recuerda los elogios que recibas, olvida los insultos (pero si consigues hacerlo, dime como).

Guarda tus cartas de amor, tira los viejos extractos bancarios.

Estirate.

No te sientas culpable si no sabes muy bien qué quieres en la vida, las personas más interesantes que he conocido no sabían que hacer con su vida cuando tenían 22 años. Es más, algunas de las personas más interesantes que conozco, tampoco lo sabían a los 40.

Toma mucho calcio. Cuida tus rodillas, sentirás la falta que te hacen cuando te fallen.

Quizá te cases, quizá no. Quizá tengas hijos, quizá no. Quizá te divorcies a los 40, quizá bailes el vals en tu 75º aniversario de boda.

Hagas lo que hagas, no te enorgullezcas ni te critiques demasiado. Siempre optarás por una cosa u otra, como todos los demás.

Disfruta de tu cuerpo, aprovéchalo de todas las formas que puedas. No le tengas miedo ni te preocupes de lo que digan los demás, porque es el mejor instrumento que tendrás jamás.

Baila, aunque tengas que hacerlo en el salón de tu casa.

Lee las instrucciones aunque no las sigas.

No leas las revistas de belleza, para lo único que sirven es para hacerte sentir feo.

Canción: Everybody’s Free
[…] Yo se que te han hecho daño, pero yo estaré ahí esperándote,
y estaré ahí sólo para ayudarte, cada vez que pueda hacerlo […]

Aprende a entender a tus padres, será tarde cuando ellos ya no estén.

Llevate bien con tus hermanos, son el mejor vínculo con tu pasado y, probablemente, serán ellos lo que te acompañarán en el futuro.

Entiende que los amigos vienen y se van, pero hay un puñado de ellos que debes conservar con mucho cariño.

Esfuérzate en no desvincularte de algunos lugares y costumbres, porque cuanto más pase el tiempo,
más necesitarás a las personas que conociste cuando eras joven.

Vive en una ciudad alguna vez, pero múdate antes de que te endurezcas.

Vive en el campo alguna vez, pero múdate antes de que te ablandes.

Viaja.

Acepta algunas verdades ineludibles: 
los precios siempre subirán, los políticos siempre mentirán, y tú también envejecerás.

Y cuando seas viejo, añorarás los tiempos cuando eras joven, los precios eran razonables,los políticos eran honestos
y los niños respetaban a los mayores.

Respeta a los mayores.

No esperes que nadie te mantenga. Pues tal vez recibas una herencia, tal vez te cases con alguien rico, pero nunca sabrás cuánto durará.

No te hagas demasiadas cosas en el pelo, porque cuando tengas 40 años, parecerá el de alguien de 85.

Se cauto con los consejos que recibes, y ten paciencia con los que te los dan.
 Los consejos con una forma de nostalgia.
 Dar consejos es una forma de sacar el pasado del cubo de la basura, limpiarlo, ocultar las partes feas, 
y reciclarlo, dándole más valor del que tiene.

Pero hazme caso en lo del protector solar.





Relatos VI

25 02 2011

Cada tarde, al salir de trabajar, ella puede escoger entre dos caminos.

El primero de ellos es más rápido, por una calle ancha y transitada. Tiene escaparates, gente conocida, tiendas para poder hacer recados de última hora… Es el camino más lógico.

El segundo camino atraviesa un parque. Un parque sin muchos árboles. Con apenas media docena de bancos para sentarse. No tiene columpios para niños, ni lago, ni fuente… Tomar este camino la supone llegar siempre mucho más tarde a casa, casi a la hora de cenar, pero no importa, en este segundo camino lo encuentra a él.

Él está siempre sentado en el primer banco del margen izquierdo del camino que atraviesa el parque. Debe tener unos 70 años y, según él, la edad no le ha afectado en nada a su visión del mundo y de la vida. Esta visión a ella la parece muy particular, quizá demasiado, pero disfruta escuchándole.

Cuando toma ese camino ella sabe que escuchará muchas cosas… Historias con moraleja, con enseñanzas sobre la vida; unas agradables, otras no tanto… pero sobretodo sabe que la mayoría de ellas son mentira. ¿Por qué lo sabe? Porque lo siente así. Pero hay pocas cosas que llenen tanto el corazón como dejarse engañar, consciente y racionalmente.

Los saludos son siempre los mismos, él la pregunta si todo va bien, ella contesta que sí… Y él empieza a hablar, a contarla anécdotas, historias, batallas del pasado… Y sentimientos, anhelos, opiniones… Ella se pierde en sus ojos, en sus manos, en sus gestos, en su manera de ver el mundo. A veces tan sabio y a veces tan equivocado. A medida que avanzan las conversaciones les une una energía que ninguno acertaría a explicar. Empieza a flotar algo en el ambiente que les envuelve y les arropa como si llevaran años siendo amigos, como si se conocieran de toda la vida. Esto les produce una agradable y cálida sensación, se sienten comprendidos, queridos… por otro ser humano, solo ellos dos saben lo que significa esto.

Ese ambiente solo lo respiran durante las charlas en el parque. Fuera de esos momentos, ella analiza todo lo que él le ha dicho, lo que le ha contado… y sabe que es mentira. Nada es verdad… él no ha llevado la vida que la dice, ni vivido lo que cuenta con orgullo, ni siente lo que muchas veces hace que a ella se la salten las lágrimas, o provoca que se vaya a casa con una sonrisa. Ella es feliz creyendo sus mentiras y él es feliz contándoselas.

Los dos son conscientes que llegará un momento en que esa extraña comunicación se interrumpirá. Ese día en que él no se sentará más en ese banco, o ese día en que ella decidirá marchar siempre por el camino rápido. En ese momento los dos se añorarán, echarán de menos las charlas juntos… ella escuchar y él ser escuchado… Pero lo comprenderán y lo aceptarán, porque saben que ninguna mentira puede mantenerse eternamente, por mucho que les caliente el corazón.





Definiendo hipocresía

7 12 2010

Desde hace tiempo sigo un blog perteneciente a Weblogs que se llama Arrebatadora. Es un blog que, en general, me gusta mucho, dan consejos de moda, de cremas, de maquillaje. Está bien escrito y bien ilustrado. Principalmente me gusta porque hacen muchas comparativas de productos de maquillaje y muchas cosas sobre como aplicar los productos: brochas, sombras…

Ya sabemos como son estos sitios, hay cosas que merecen la pena y otras pues que… mandarías a la mierda: dietas, alguna cirugía estética… A mi esto me parecen tontás, lo suyo sería que estos blogs te enseñaran a sacarte más partido, a maquillarte y lo que se lleva en la moda… independientemente del peso que tengas o de lo fea que puedas ser. De cuando en cuando te cuelan un post sobre dietas y cosas de esas, con eso ya contamos. Pero hoy, ¡oh, sorpresa! publican un post “escandalizados” porque “la ganadora del concurso America’s Next Top Model mide 1,88m y pesa 45kg” bien, estupendo… nos rasgamos las vestiduras y ponemos que le falta un cocido. Hasta aquí todo bien.

Pero, seguimos bajando y el siguiente post va sobre como conseguir un vientre plano de aquí a navidad… no se, a mi eso me parece actuar de una forma hipócrita. Vientre plano y luego nos escadalizamos porque ¡oh, dios mío, se premia la extrema delgadez! No me mola. Es evidente que el mejor escritor echa un borrón y esto no cambia mi opinión sobre el blog, al fin y al cabo, casi todos son iguales.

 





Inchies

7 12 2010

A través del blog El Rincón de Eva he conocido una nueva forma de pasar el tiempo haciendo cositas monas manuales: Los inchies

¿Y qué son los inchies? Pues te pongo en enlace aqui porque Eva lo explica muy bien y para que lo voy a liar yo más…

Son estupendos para pasar el rato, para decorar y para regalar… Ya se ha puesto en marcha la página web www.inchies.es donde podremos aprender técnicas y compartir con otras personas nuestro trabajo.

¡Venga! ¿A qué estás esperando? Además, si visitas El Rincón de Eva puedes participar en el sorteo de kits para hacer inchies, ¿qué mejor manera de iniciarse? Hazlo antes del 15 de diciembre